+52 (81)2235-4405 y +52 (81)2235-2527
Solicitud de Crédito

En Autoasesor consulta precios de autos nuevos


Da click aquí y Solicita tu crédito en línea

Enterate de los cambios en precios de autos nuevos

Aunque mucho se habla de ahorro, crisis y demás para justificar el interés en coches de segunda mano, lo cierto es que hoy en día es más fácil, seguro e inteligente comprar un carro nuevo. Las razones son varias y tienen que ver con los gastos de mantenimiento, el financiamiento, la tranquilidad y la comodidad. Reparar en esta comparación deja bien sentada la cuestión del por qué comprar un auto nuevo.

Empecemos por la inversión: ¿Se necesita más dinero para comprar un auto nuevo que uno usado?

No necesariamente, pues aunque se reconozca que el auto usado tal vez requiera una menor inversión, también se debe reconocer que a veces apenas pasados unos días desde que compraste ese coche usado, la diferencia de dinero que te faltaba para comprar un coche nuevo te tocará desembolsarla en gastos de mantenimiento. Por otro lado, el desembolso de dinero por el coche usado es probablemente más alto que la mensualidad y el seguro de un coche nuevo.

Una de las razones que muchos exponen para decidirse por un coche usado es que le resultó más barato que uno nuevo y pudieron adquirir un modelo más atractivo. Sin embargo, esto es relativo, puesto que naturalmente los precios de autos nuevos son más elevados pero no requiere de montos adicionales, mientras el modelo usado adquirido ya está en desuso y esto, no importa si es un clásico o de colección, significa que algunas piezas ya estarán casi llegando al término de su vida útil y deberán ser reemplazadas, es decir, al final se requiere de más dinero.

Ese precio barato por el coche de segunda mano es relativo también porque normalmente estos no comprenden mantenimiento gratuito, a diferencia de los automóviles nuevos, que están cubiertos en la mayoría de los casos por programas de mantenimiento según el tiempo transcurrido o las millas recorridas. Otro factor a favor es que si se te daña el usado deberás quedarte sin coche ante la espera de ser arreglarlo, mientras que si se trata del coche nuevo es posible que la garantía cubra el préstamo de otro carro por parte del concesionario en tanto es reparado o cambiado.

El asunto de los daños repentinos es otro de los factores que pesan ante la decisión de si un carro nuevo o uno de segunda mano, porque en la mayoría de los casos se desconoce el trato que le dio el anterior dueño, y puede resultar que solo puso atención a los detalles de la parte externa. Si es así tendrás un auto usado que se ve muy bien de diseño y pintura, pero de motor, caja y tren delantero está en muy malas condiciones. Será un precio muy alto que tendrás que pagar en un futuro cercano.

Otro aspecto es la inversión y la reposición del auto pasado un tiempo, pues aun cuando no sea seguro el mantenimiento del valor del auto nuevo por más tiempo, si es casi seguro que muchos concesionarios ofrecen el trato de aceptar ese auto que fue nuevo hasta hace poco como parte de pago del último modelo llegado al mercado, mientras que puede que lo piensen varias veces antes de aceptar tu auto de segunda mano en el proceso de amortización y en muchos casos, no es por la negociación de un auto nuevo sino otro igualmente usado pero de modelo más reciente.

¿Aún no tienes claras las razones del por qué comprar un auto nuevo?

Si aun dudas entre sentarte frente al volante de un carro donde no sabes cuantas más personas lo hicieron antes que tú o de estrenar ese nuevo modelo que salió al mercado, falta por repasar tres aspectos más que dejan ver que fijarte en los precios de autos nuevos no debería ser tu principal preocupación.

Si eres de los que cuidan el ambiente, debes pensar que a medida que avanza la tecnología se fabrican modelos cada vez menos contaminante, por lo que al usar un auto de modelo reciente en la práctica estas contribuyendo a contaminar menos, y eso obviamente se agradece.

Igual sucede con la seguridad, puesto que la industria automovilística debido a la presión legislativa y el mismo interés comercial cada vez se preocupan más por añadir elementos que le confieran mayor seguridad a la vida del conductor, a sus acompañantes y a los que se encuentran en el entorno por donde circulan los autos que fabrican. De allí que un auto nuevo es garantía de mayor seguridad.

Por último, está esa sensación olfativa, visual y al tacto que tiene todo lo nuevo y que se traduce en una impresión psicológica muy difícil de describir pero muy placentera. En un carro nuevo esa impresión se magnifica, pues apenas al entrar se siente en la atmósfera ese limpio y rico aroma de novedad que nos gustaría que permaneciera en el tiempo y que en el auto usado dejó de experimentarse desde hace mucho.

Solicitud de crédito en Línea Pedir más Informes